¿Por qué empezaron?

‘Pocos principios son más fundamentales para la validez científica y ética de la investigación clínica que aquellos que dicen que los estudios deben abordar preguntas que necesitan ser respondidas y que se los debe diseñar de manera tal que produzcan una respuesta significativa. Un requisito para cualquiera de estos dos objetivos es que se identifique adecuadamente la investigación previa pertinente. [...]

Un panorama incompleto de la evidencia científica preexistente quebranta el contrato ético implícito con los participantes de la investigación de que la información que ellos proporcionan es necesaria y será útil para otras personas.’

Robinson KA, Goodman SN. A systematic examination of the citation of prior research in reports of randomized, controlled trials. Annals of Internal Medicine 2011:154:50-55.